Miami Children's Hospital
Local: 305-666-6511
Toll Free: 800-432-6837
My Kids Patient Portal
Search
Advanced Search

Servicios Médicos
In this section

Promoción y educación de la salud

Sugerencias para la prevención de mordidas de perros

     Bookmark and Share


Todos los años, más de cuatro millones de estadounidenses (aproximadamente la mitad de ellos, niños) sufren lesiones por mordidas de perros. Las tasas de lesiones son más altas entre los niños de entre cinco y nueve años. Los niños sufren mordidas con más frecuencia que las niñas en el mismo grupo de edad. El número de lesiones por mordidas de perros aumenta entre los meses de abril y septiembre, y alcanza su punto máximo en julio.

Según la CDC, 800.000 personas requieren atención médica por mordidas de perros todos los años. De éstas, 368.000 reciben tratamiento en departamentos de emergencia de hospitales y aproximadamente una docena mueren por año a partir de lesiones por mordidas de perros.

La tenencia responsable de perros, junto con la enseñanza a los niños sobre cómo actuar en relación con los perros, son maneras comprobadas de evitar las mordidas. Recuerde que la supervisión directa de un adulto de los niños sigue siendo un elemento fundamental de la prevención de lesiones.

Sugerencias de seguridad para adultos y niños

  • Nunca se acerque a un perro que no conozca.
  • Nunca corra ni grite cerca de un perro.
  • Si cree que un perro está a punto de atacarlo, intente colocar un objeto entre usted y el perro, como una mochila o una bicicleta.
  • Si un perro lo derriba, adopte una posición fetal, cúbrase la cara y permanezca quieto.
  • Los niños nunca deben jugar con perros a menos que estén supervisados por un adulto.
  • Los niños deben informar a un adulto si ven un perro extraviado o un perro que actúa de manera extraña.
  • No mire a un perro directamente a los ojos.
  • No moleste a un perro que está durmiendo, comiendo o cuidando a sus cachorros.
  • No juegue con un perro sin permitirle que lo vea y huela primero. Los niños nunca deben acercarse a un perro a menos que estén supervisados por un adulto.
  • Los adultos nunca deben dejar a un lactante o niño solo con cualquier perro, incluso la mascota de la familia.


Si sufre una mordida por un perro:

  • Busque atención médica de inmediato.
  • Controle el sangrado y lave el área de la mordida con agua y jabón.
  • Notifique la mordida al departamento de salud de su condado local, la agencia de control animal o la policía.
  • Brinde a las autoridades una descripción exacta del perro, las circunstancias que llevaron a la mordida y la identidad del propietario del perro, si conoce los detalles.


Para obtener más información sobre las mordidas de los perros, visite los siguientes sitios web:
www.doh.state.fl.us, www.fvma.com, www.nodogbites.org o www.facafla.org.

Adaptación del Departamento de Salud de Florida y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.