Miami Children's Hospital
Local: 305-666-6511
Toll Free: 800-432-6837
My Kids Patient Portal
Search
Advanced Search

Para Pacientes y Familias
In this section

Documentos y temas relacionados con consejos de seguridad

Prevención de lesiones en los niños en el hogar

     Bookmark and Share


Safe Kids, Condado de Miami Dade

 
 
 
 
 
 
 
 
Las lesiones accidentales son una de las principales causas de muerte entre los niños.  La mayoría de estas lesiones se pueden prevenir.  En el Miami Children’s Hospital nos comprometemos a velar por la seguridad de su hijo. El Miami Children’s Hospital tiene el orgullo de ser la principal organización de la Alianza SAFE KIDS (Niños seguros) del Condado de Miami-Dade.
 
La Alianza SAFE KIDS del Condado de Miami-Dade está formada por organizaciones públicas, privadas y voluntarias unidas y comprometidas para identificar y reducir significativamente la cantidad de muertes y lesiones accidentales en los niños del sur de Florida.  Respondemos a las necesidades de nuestra comunidad mediante la provisión de educación profesional, programas de capacitación práctica e iniciativas legislativas fundamentales para promover la seguridad y el bienestar de nuestros niños.



PREVENCIÓN DE LESIONES A LOS NIÑOS EN EL HOGAR
 

Haga de su casa un lugar a prueba de niños. Mire todas las habitaciones como si lo hiciera su hijo. Pregúntese qué se ve interesante y qué cosas puede alcanzar.
  • Arrodíllese y verifique que no haya cosas con las que su hijo se pueda ahogar. 
  • Use los quemadores traseros y coloque los mangos de las ollas hacia la parte trasera de la cocina. Mantenga a los niños alejados de la cocina o el microondas cuando esté cocinando y no les sirva alimentos o bebidas calientes.
  • Mantenga los cuchillos, los vasos y las tijeras en lugares donde no puedan llegar los niños.
  • Cubra los tomacorrientes que no se usen.
  • Mantenga las armas bajo llave, descargadas y donde los niños no puedan alcanzarlas.

Tome precauciones para evitar los incendios en el hogar.
  • Instale alarmas de humo en todos los niveles de su casa y en todas las áreas donde se duerme. Pruébelas una vez por mes. 
  • Planifique varias formas de escapar de cada habitación si se iniciara un incendio. Practique el plan de escape ante incendios con su familia. Identifique un lugar seguro donde encontrarse afuera. 
  • Guarde bajo llave los fósforos, los encendedores y la gasolina. 
  • Coloque las estufas donde los niños no las puedan alcanzar y lejos de las cortinas, las camas y los papeles. 
  • Nunca coloque cables eléctricos debajo de las alfombras.
 
Siempre supervise a los niños mientras estén en el baño y siga otras pautas de seguridad importantes en el baño.
  • Mantenga el calentador de agua caliente a un nivel bajo-medio o de menos de 49 °C (120 °F). Mezcle el agua fría en la bañera y pruébela en su antebrazo antes de colocar a los niños en la bañera. Nunca deje la habitación mientras se estén bañando.
  • Mantenga las tapas de los inodoros bajas y trabadas, y cierre las puertas de los baños y el lavadero cuando no se estén usando. Coloque las máquinas de afeitar, las rizadoras y los secadores de cabello fuera del alcance.

Evite exponer a los niños a posibles venenos.
  • Coloque bajo llave y fuera del alcance de los niños los venenos potenciales, incluidos los suministros de limpieza, el alimento balanceado para las mascotas, los medicamentos, las vitaminas, la cerveza, el vino y el licor.
  • Lea las etiquetas y siga las indicaciones cuando les de medicamentos a los niños.
  • Conozca qué plantas del hogar son venenosas y colóquelas donde los niños no las puedan alcanzar.
  • Instale detectores de monóxido de carbono en todas las áreas donde se duerme y pruébelos todos los meses.
  • Asegúrese de que los sistemas de calefacción tengan ventilación del exterior y contrólelos todos los años.

Evite las caídas graves.
  • Mantenga los muebles alejados de las ventanas. Instale protecciones o barreras en las ventanas que no sean salidas de emergencia.
  • Instale puertas de seguridad en la parte superior e inferior de las escaleras.
  • Nunca use caminadores para bebés.

Tenga a mano junto a cada teléfono los números de emergencia. Llame al 911 si un niño se está ahogando, si se desmaya, si no puede respirar o si tiene convulsiones. Si sospecha que un niño se ha intoxicado llame al 1-800-222-1222.

Para obtener más información sobre SAFE KIDS o tener acceso a consejos de seguridad específicos, visite:  http://www.safekids.org  . Para comunicarse con el Coordinador de SafeKids del Condado de Miami-Dade, llame al 305-663-6800.