Miami Children's Hospital
Local: 305-666-6511
Toll Free: 800-432-6837
My Kids Patient Portal
Search
Advanced Search

Para Pacientes y Familias
In this section

Documentos y temas relacionados con consejos de seguridad

Prevención de ahogo en la infancia

     Bookmark and Share


Safe Kids, Condado de Miami Dade

 
 
 
 
 
 
 
 
Las lesiones accidentales son una de las principales causas de muerte entre los niños.  La mayoría de estas lesiones se pueden prevenir.  En el Miami Children’s Hospital nos comprometemos a velar por la seguridad de su hijo. El Miami Children’s Hospital tiene el orgullo de ser la principal organización de la Alianza SAFE KIDS (Niños seguros) del Condado de Miami-Dade.
 
La Alianza SAFE KIDS del Condado de Miami-Dade está formada por organizaciones públicas, privadas y voluntarias unidas y comprometidas para identificar y reducir significativamente la cantidad de muertes y lesiones accidentales en los niños del sur de Florida.  Respondemos a las necesidades de nuestra comunidad mediante la provisión de educación profesional, programas de capacitación práctica e iniciativas legislativas fundamentales para promover la seguridad y el bienestar de nuestros niños.



PREVENCIÓN DE AHOGO DE NIÑOS
 
Siempre supervise activamente a los niños que estén en y alrededor del agua. No se aleje, ni siquiera un momento.
  • Quédese donde pueda ver, oír y alcanzar a los niños en el agua. Evite hablar por teléfono, preparar la comida, leer u otras distracciones.
  • Los niños deben nadar sólo en las áreas designadas y supervisadas para nadar.
  • Enséñeles a los niños que nunca deben nadar solos.
 
 
Use barreras para mantener a los niños alejados del agua cuando no esté usted cerca.
  • Alrededor de todas las piscinas (incluidas las inflables) y los spas se deben instalar cercas de aislación en los cuatro lados, de al menos 1,5 metros (5 pies) de alto y equipadas con puertas que se cierren y se traben solas. Las cercas deben rodear por completo a la piscina o al spa y deben evitar el acceso directo desde la casa o el patio.
  • Instale barreras de protección alrededor de la piscina o el spa de su casa, además de las cercas, como por ejemplo alarmas para piscina, coberturas para piscina, alarmas para puertas o cerrojos.
  • Nunca deje abierta la puerta en una barrera de piscina. No deje juguetes que puedan atraer a los niños en la piscina o en sus alrededores.
  • Vacíe los cubos de agua, las piscinas con poca agua y otros contenedores luego de su uso, y guárdelos boca abajo y fuera del alcance de los niños.
  • Mantenga la tapa de los inodoros baja y trabadas, y cierre las puertas de los baños y el lavadero cuando no se estén usando.

Los drenajes de las piscinas son peligros de ahogo que con frecuencia no se tienen en cuenta.
  
  • Enséñele a los niños a nunca acercarse al drenaje de una piscina, con o sin cobertura y a atarse el cabello largo cuando estén en el agua.
  • Instale drenajes múltiples en todas las piscinas, spas, hidromasajes y piscinas de agua caliente. Esto minimiza la succión de cualquier drenaje, lo que reduce el riesgo de muerte o lesiones
  • Controle y asegúrese de que las tapas de los drenajes estén seguras y no tengan rajaduras. Reemplace las cubiertas de drenaje planas por cubiertas con forma abovedada.
  • Conozca dónde se encuentra el interruptor de corte manual para la bomba en caso de emergencia. Considere instalar un ìsistema de seguridad de liberación de vacíoî (SVRS, por sus siglas en inglés) aprobado, una herramienta que enciende rápida y automáticamente la bomba (y detiene la succión) cuando algo queda atrapado u obstruye el drenaje.

Use salvavidas y otros equipos de seguridad, pero sepa que cualquier niño puede meterse en problemas en el agua, incluso cuando están usando un chaleco salvavidas o si tomaron clases de natación.
  • Siempre use dispositivos de flotación aprobados por los guardacostas estadounidenses mientras esté en botes, en o cerca de cuerpos de agua abiertos o cuando participe de deportes acuáticos. Un dispositivo de flotación personal debe quedar bien ajustado y no debe permitir que el mentón o las orejas del niño pasen por la apertura del cuello.
  • Las ayudas para nadar inflables, como los inflables para los brazos y los tubos, no son dispositivos de seguridad y nunca deben reemplazar a los dispositivos de flotación personal.
  • Aprenda RCP y tenga un equipo de rescate (como un anillo de salvataje), un teléfono y
    los números de emergencia cerca de la piscina.

Todos deben saber acerca de las reglas de seguridad del agua. 
 
  • Asegúrese de que los niños tomen lecciones de natación cuando estén listos, por lo general, a partir de los 4 años. Consulte al departamento local de parques y recreación o a la sucursal de la Cruz Roja para encontrar un instructor certificado y busque clases que incluyan entrenamiento en técnicas de supervivencia en el agua en caso de emergencias.
  • Cuarenta y cuatro estados tienen leyes que exigen que los niños usen dispositivos de flotación personal mientras participan de actividades recreativas de navegación. Los guardacostas estadounidenses también crearon una regla que exige que los niños menores de 13 años usen dispositivos de flotación personal cuando estén a bordo de barcos recreativos en las aguas de los guardacostas. La regla se aplica a los estados sin leyes sobre los dispositivos de flotación personal. Los botes recreativos deben llevar un dispositivo de flotación personal aprobado por los guardacostas estadounidenses, del tamaño apropiado, accesible y en buenas condiciones, para cada persona a bordo.
  • Enséñele a los niños la forma segura de ayudar a alguien que esté en problemas en el agua: pedir ayuda y tirarle algo que flote a la persona en problemas.
  • No deje que los niños se zambullan en agua de menos de 2,5 metros (9 pies) de profundidad, y nadie debería zambullirse en un río, lago u océano.
  • Los niños menores de 16 años nunca deben operar embarcaciones personales.

 


Para obtener más información sobre SAFE KIDS o tener acceso a consejos de seguridad específicos, visite:  http://www.safekids.org  . Para comunicarse con el Coordinador de SafeKids del Condado de Miami-Dade, llame al 305-663-6800.