Miami Children's Hospital
Local: 305-666-6511
Toll Free: 800-432-6837
My Kids Patient Portal
Search
Advanced Search

Servicios Médicos
In this section

Promoción y educación de la salud

Consejos para protegerse del calor

     Bookmark and Share

 

Proteja a sus niños y a su familia del calor del verano

Entre 1979 y 2002, la exposición al calor excesivo produjo 8.966 muertes en los Estados Unidos. Durante este período, en el país, el calor extremo causó más muertes que los huracanes, los rayos, los tornados, las inundaciones y los terremotos combinados. Debido a que la mayoría de las muertes relacionadas con el calor suceden en verano y dado que los pronósticos climáticos para este año indican que el verano será más caluroso de lo habitual, las personas deben tomar consciencia de quiénes corren más riesgo y qué medidas se pueden tomar para prevenir las enfermedades y las muertes relacionadas con el calor. Las personas mayores, los niños y las personas con determinadas enfermedades, como enfermedad cardíaca, son las que corren mayor riesgo. Sin embargo, incluso las personas jóvenes y sanas pueden sucumbir al calor a causa de la deshidratación y un aumento de la temperatura corporal si participan en actividades físicas agotadoras durante épocas de calor.

 

Algunas conductas también implican mayor riesgo, como por ejemplo, beber alcohol, participar en actividades extenuantes al aire libre en épocas de calor y usar medicamentos que impiden la capacidad del cuerpo de regular la temperatura corporal o que inhiben el mecanismo natural de enfriamiento del cuerpo, la transpiración.

 

El aire acondicionado es el principal factor de protección contra las enfermedades y las muertes relacionadas con el calor. Las personas que no cuentan con acondicionadores de aire en el hogar pueden reducir su riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el calor al pasar tiempo en instalaciones públicas que tengan acondicionadores de aire.

 

La mejor defensa contra el calor es la prevención.
A continuación encontrará algunas sugerencias de prevención:

  • Beba más agua de lo habitual, independientemente de su actividad física. No espere hasta tener sed para beber agua. Advertencia: Si su médico normalmente limita la cantidad de líquidos que debe ingerir, o si usted toma diuréticos, consúltele qué cantidad de agua debe beber en épocas de calor.
  • No beba grandes cantidades de bebidas azucaradas ni líquidos que contengan cafeína o alcohol, ya que en realidad, estas bebidas hacen que pierda más líquidos corporales. Evite también las bebidas muy frías, ya que pueden causar cólicos.
  • Los ventiladores eléctricos pueden proporcionar comodidad, pero cuando la temperatura supera los 35 ºC, no lo ayudarán a evitar las enfermedades relacionadas con el calor. Un baño frío en la ducha o la bañera, o trasladarse a un lugar con aire acondicionado son mejores opciones para refrescarse.
  • Use vestimenta liviana, suelta y de colores claros, preferentemente de algodón.
  • NUNCA deje a una persona en un automóvil estacionado cerrado.
  • A pesar de que cualquier persona puede sufrir una enfermedad relacionada con el calor en cualquier momento, algunas personas corren mayor riesgo que otras. Controle de manera regular a:
              - Los lactantes y los niños pequeños
              - Las personas mayores de 65 años
              - Las personas con enfermedades mentales
              - Las personas con enfermedades físicas, en especial aquellas con enfermedades cardíacas
                o presión arterial alta
  • Visite a los adultos que corran riesgo dos veces por día como mínimo y observe detenidamente si presentan signos de agotamiento por calor o insolación. Los lactantes y los niños pequeños necesitan mucha más atención.


 

Si usted o sus hijos deben estar expuestos al calor al aire libre:

  • Limite sus actividades al aire libre a la mañana y a las últimas horas de la tarde.
  • Reduzca su actividad física. Si debe hacer ejercicio, beba de dos a cuatro vasos de agua por hora. Las bebidas para el deporte pueden reemplazar las sales y los minerales que usted y sus hijos pierden al transpirar. Advertencia: Si tiene una dieta baja en sales, consulte a su médico antes de consumir una bebida para el deporte. Recuerde también la advertencia en la primera sugerencia (arriba).
  • Intente descansar a la sombra con frecuencia.
  • Protéjase del sol usando un sombrero de ala ancha (también lo mantendrá más fresco), lentes de sol y pantalla solar con factor de protección solar de 30 o más (los productos más eficaces indican "de amplio espectro" o "protección UVA/UVB" en la etiqueta).