Miami Children's Hospital
Local: 305-666-6511
Toll Free: 800-432-6837
My Kids Patient Portal
Search
Advanced Search

Servicios Médicos
In this section

Historias exitosas de pacientes

Jannesa

     Bookmark and Share

El 4 de julio de 2005, Jannesa, de nueve años, estaba disfrutando de un día de diversión en el agua con su familia cerca de la costa de Key West cuando ocurrió algo terrible. La niña de cuarto grado de Key West estaba en un gran flotador con dos de sus cinco hermanos cuando el bote que los remolcaba de dio vuelta y arrojó el flotador contra un rompeolas de hormigón.

 

En los espantosos minutos siguientes, la madre de Jannesa, Jaime, y su prometido sacaron a la niña gravemente herida del agua y la llevaron a un hospital de Lower Keys.

 

Fue allí donde Jaime se enteró de que una parte del cráneo de Jannesa se había hundido trece centímetros en el cerebro y que tenía una fractura orbital que ponía en peligro el ojo derecho. Los médicos aconsejaron que Jannesa fuera trasladada al Miami Children’s Hospital, donde un neurocirujano y otros especialistas la estarían esperando.

 

Mientras que el equipo de transporte de cuidados intensivos LifeFlight® del Miami Children’s Hospital traía a Jannesa y a Jaime al hospital, el Dr. David Sandberg, neurocirujano del MCH, enfrentaba sus propios desafíos. Cuando trataba de llegar desde Brickell al hospital a las 9 p. m., el Dr. Sandberg no pudo moverse debido a un embotellamiento creado por una exhibición de fuegos artificiales en el área.

 

Ansioso porque sabía que una niña gravemente herida pronto lo estaría esperando, el Dr. Sandberg hizo señales al vehículo del oficial Steven Ellinport de la policía de Coral Gables. “Puso la sirena y me llevó por el carril opuesto y a través de una zona de césped, lo que me permitió llegar al hospital en tiempo récord”, recuerda el Dr. Sandberg.

 

Cuando el Dr. Sandberg revisó por primera vez a Jannesa, era obvio que la niña necesitaba una cirugía de inmediato. Estaba letárgica y tenía una laceración enorme que se extendía desde la frente hasta el párpado, a través de la que se podía ver tejido del cerebro. El Dr. Sandberg y el personal del hospital llevaron de prisa a la niña al quirófano, donde se extirpó el tejido dañado del cerebro de Jannesa y se reparó la fractura craneal.

 

“Actualmente, ella es normal desde un punto de vista neurológico”, afirmó el Dr. Sandberg. La familia de Jannesa reconoce cuán afortunados fueron. “Ella está excelente”, dijo Jaime. “Es una niña muy feliz. Nos dice que Jesús la salvó y que ahora tiene que lograr cosas importantes”.


Recursos adicionales de neurocirugía
Punto de partida de un padre
Neurocirugía: Relatos de pacientes con final feliz
- Janessa
- Ryan
- Sebastian
Rizotomía dorsal selectiva/Bomba de baclofeno
Tratamiento quirúrgico