Miami Children's Hospital
Local: 305-666-6511
Toll Free: 800-432-6837
My Kids Patient Portal
Search
Advanced Search

Servicios Médicos
In this section

Ortopedia

Medicina del deporte

     Bookmark and Share

Medicina del deporte pediátrica, Medicina del deporte, Miami

Debido a que los niños y adolescentes se encuentran en proceso de crecimiento y desarrollo, experimentan lesiones provocadas por el deporte diferentes que los adultos.

El programa de medicina del deporte, con sede en el Miami Children’s Hospital y el Centro Dan Marino (del MCH) en Weston, se dedica a apoyar el tratamiento y la prevención de lesiones producidas por el deporte en los atletas en crecimiento o en los aficionados a los deportes de corta edad.

El programa, en ambas sedes, cuenta con uno de los primeros especialistas en medicina pediátrica del deporte, Stephen Swirsky, DO, certificado y diplomado por la Junta de Cirugía Ortopédica de EE. UU. Además de su trabajo en el tratamiento de lesiones a través del Departamento de Cirugía Ortopédica del Miami Children’s Hospital, ofrece exámenes de medicina del deporte a atletas de la escuela preparatoria y lidera un equipo de entrenadores deportivos que ofrecen cobertura médica en eventos deportivos de las ligas de soccer y fútbol juvenil. Es médico del equipo de una de las escuelas preparatorias más grandes del condado de Miami-Dade y de una importante academia de gimnasia en el condado Broward.

El doctor Stephen Swirsky aporta al consultorio de medicina ortopédica una comprensión especial de las necesidades de los atletas jóvenes. Antes de finalizar su carrera médica y la residencia en cirugía ortopédica, el doctor Swirsky trabajaba como fisioterapeuta y entrenador acreditado de atletismo con atletas de todos los niveles. Actualmente es miembro de la Sociedad Ortopédica Pediátrica de Estados Unidos y de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, y su variada formación y exclusivo enfoque le otorgan una comprensión única de lo que sus pacientes necesitan para recuperar un nivel de salud y rendimiento atlético óptimos.

"Si un niño se encuentra con algo que no es un hematoma, debe ser evaluado por un especialista en ortopedia pediátrica", dice el doctor Swirsky. "La mayor parte del tiempo se puede detectar cuando un niño está lesionado, pero no siempre. Es posible que intenten ocultar el dolor porque no desean perderse una práctica o un partido", dijo.

El Programa de medicina del deporte también incorpora una amplia variedad de servicios de diagnóstico y terapéuticos como los rayos-X, resonancia magnética y terapia física y ocupacional. Los miembros del equipo interdisciplinario trabajan de forma conjunta para ofrecer los cuidados más avanzados a los pacientes y sus familias. Estos servicios se proporcionan en una sede ambulatoria en el Miami Children’s Hospital y el Centro Dan Marino (del MCH) en Weston.
 
Si su hijo se lesiona, tenga en cuenta que las sedes descritas anteriormente se encuentran siempre disponibles para proporcionar el cuidado especial que él o ella necesita. Para más información acerca de la medicina del deporte, o para reservar un turno en alguna de las dos sedes, llame al (305) 662-8366 o 1-800-685-1885.

Miami Children’s Hospital
Departamento de Cirugía Ortopédica
3100 SW 62 Avenue
Miami, FL 33155
 
Programa de Medicina del Deporte
Centro Miramar del Miami Children’s Hospital 
Miramar Square
12246 Miramar Parkway
Miramar, FL 33025

Programa de Medicina del Deporte
Centro West Kendall del Miami Children’s Hospital
13400 SW 120 Street,
Suites 100 & 200
Miami, FL 33186
 
A continuación encontrará algunas sugerencias que le pueden ser de utilidad:
 
Practicar la prevención
Por supuesto, la prevención de lesiones es aún mejor. Existen algunas precauciones que usted y sus hijos pueden tomar por motivos de seguridad. Para los principiantes, utilizar equipo de protección específica para el deporte. Si su hijo juega al fútbol, por ejemplo, necesitará casco, protector bucal, protector genital, calzado adecuado y otros protectores para el cuerpo.

Otro elemento clave es realizar un precalentamiento antes de la práctica o el partido. Asegúrese de que el entrenador de su hijo incluye elongaciones lentas para estirar los músculos de los jugadores e incrementar el flujo sanguíneo. Para evitar la deshidratación provocada por el calor del sur de Florida, los niños necesitan realizar pequeños descansos para consumir agua (cada 15 o 20 minutos durante los meses más cálidos del año).

Tratamiento de las lesiones 101

Si su hijo se lesiona, hable acerca de la lesión con el médico del partido, el preparador y el entrenador. Si es necesario, siga el principio RHICE (ver el artículo Recordar RHICE que aparece a continuación) hasta que se inicie un proceso de evaluación o intervención.

 

¿Cómo puede saber si su hijo está lesionado?
Trate de detectar hinchazón, renguera o uso restringido de la extremidad lesionada, estos síntomas acompañan a la mayoría de las lesiones durante los primeros días. Las lesiones graves generalmente son evidentes desde el principio.

Recuerde RHICE
Seguir los preceptos de RHICE, especialmente ante lesiones menores como torceduras y hematomas puede aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación y ayudar al proceso curativo. Enseñe a su hijo la importancia de atender las lesiones de manera inmediata y cómo hacerlo según las indicaciones de RHICE. Sin embargo, si la lesión es más que un hematoma o corte, recuerde que es necesario que se realice una evaluación de la lesión.

RELÁJESE: hágale caso al médico y procure mantener la zona afectada en reposo. Este es un buen momento para que el entrenador o el médico del equipo examine la lesión.

HIELO: aplique un conservador de frío o bolsa de hielo durante 20 minutos a cada hora. A medida que disminuye la hinchazón, puede disminuir la aplicación. (En el hogar, una bolsa de vegetales congelados funciona perfectamente).

COMPRESIÓN: envuelva suavemente la zona afectada con una banda elástica. Asegúrese de cambiarla frecuentemente. La presión de la venda ayudará a reducir la hinchazón y proteger el área al mantenerla quieta.

ELEVACIÓN: mantenga levantada la zona afectada para reducir la hinchazón y aliviar los dolores punzantes.

 

Conozca las estadísticas
Un detalle de las lesiones comunes deporte por deporte:

Básquetbol
Lesiones comunes: fracturas, esguinces, torceduras y hematomas (en rodillas y tobillos); lesiones del LCA (especialmente en niñas); torceduras y desgarros del manguito rotador; y lesiones dentales

Béisbol/Sóftbol
Lesiones comunes: fracturas, hematomas y torceduras de tejidos blandos

Soccer
Lesiones comunes: dolor de cabeza, hematomas y cortes

Atletismo
Lesiones comunes: torceduras y esguinces

Fútbol
Lesiones comunes: hematomas, torceduras, esguinces, y quebraduras (en rodillas y tobillos); tirones musculares; desgarros musculares; desgarros del LCA (ligamento cruzado anterior) en la rodilla; hematomas en órganos internos y lesiones en la espalda

Fuente: Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel


Recursos adicionales
Historias felices de pacientes ortopédicos
Escoliosis & Trastornos de la columna vertebral
Deformidades y desigualdades en la longitud de las extremidades

Página principal de Ortopedia